Danza
 Fecha:16/05/2013

Inspiraciones - Tres danzas para la vida
Presentación del Proyecto Wayruru

|

El Proyecto Wayruru trabaja en formación artística, danza contemporánea y teatro, integrando  técnicas de desarrollo personal. Desde hace tres años los jóvenes participantes del proyecto se entrenan y se capacitan también para ser formadores y replicadores. Las tres obras son algunos entre los frutos más tangibles de este proyecto y abordan temas ecológicos y de importancia personal para los mismos intérpretes. Los “Wayrurus” tienen algo que ofrecer y transmitir, interpelando a los adultos y a la sociedad que de ellos heredaron. El Proyecto Wayruru encarna por qué hacer arte hoy en día, así como la importancia de tener una senda hacia dónde dirigirse y proyectarse.

 
Acerca del proyecto
Todo nació hace cuatro años: un proyecto de formación integral para jóvenes adolescentes de escasos recursos… sin embargo se fue dando algo más, no del todo esperado, que cobró vida por sí solo. El grupo de jóvenes que se formó, el trabajo de desarrollo personal cada vez más intenso e intrínsecamente ligado a lo artístico, las obras y sus múltiples funciones, la colaboración  y asociación con distintas escuelas, instituciones privadas, estatales, independientes y de cooperación internacional.
Como docentes, sentimos que los jóvenes protagonistas de este proyecto, los Wayrurus, nos interpelan, interpelan al mundo de los adultos y a la sociedad en su conjunto. Desde su talento artístico y sensibilidad humana, esta generación nos cuestiona, nos admira y nos inspira.
A lo largo de estos años, hemos tenido varios financiadores y desde hace tres años contamos con la colaboración estable de ICCO Kerke in Actie, de Holanda. A ellos, a las familias de los jóvenes, a los colegios, a las Cebras y a la gente que siempre nos colabora, va nuestro profundo agradecimiento.
                                                                                                                    
Sobre las obras
Inspiraciones, Tres danzas para la vida
 
Primero fue la tierra, luego el agua y el aire…
La primera obra (2010) “Wayruru, la semilla que inicia”, de 37 minutos, se asoma a la desolación de una tierra reseca de abandono, de descuido y post guerra, atisba el temor por el planeta, reflejando el destierro de las nuevas generaciones… sin raíces ni posibilidades de subsistencia. A la vez, habla de la semilla de responsabilidad y de sabiduría que cada uno representa para sí y para  su entorno. Una semilla ave fénix, la esperanza, la fe, el amor, la voluntad. La obra participó de un festival inter colegial en Cochabamba.
 
La segunda (2010); “Cuando cada gota cuenta”, de 17 minutos, trata de la problemática del deshielo y de la consecuente escasez del agua. De manera prevalentemente lúdica y liviana, aborda este tema sugiriendo el compromiso que cada uno puede tomar frente a la vida y su manantial. La obra nace con intención didáctica y fue pensada especialmente para la calle y para un público colegial. Participó del festival  internacional de danza contemporánea Andanza, en la ciudad de Cochabamba.
 
La tercera (2012); “Transiciones”, de 20 minutos, vierte sobre el tema de la basura, tanto externa como interna (mental, emocional), sin embargo no quiere ser una condena ni un juicio de una condición, sino una posibilidad de revertir y transformar los obstáculos y desafíos, en algo que nos haga mejores; aguerridos, entregados y compasivos a la vez.
En el 2012 la obra fue ganadora  del concurso municipal de danza “Melba Zarate” en La Paz. 
 
Las tres obras están en repertorio y hasta la fecha se han presentado en las ciudades de El Alto, La Paz y Cochabamba, en diferentes espacios cerrados y al aire libre, frente a diferentes públicos. 
 
La problemática ecológica, medio ambiental de las obras, ha nacido de la inquietud de los mismos jóvenes y trasciende de manera simbólica su contenido hacia una faceta existencial, permitiendo que cada uno de ellos investigara los pliegues íntimos de su personalidad. Los jóvenes han creado sus propias coreografías a partir de sus inquietudes; se bailan, bailan las heridas, los temores, la rabia y los anhelos de reconciliación, los deseos, su juventud radiante, su entrega al mundo. Bailando para sus vidas, sus familias, el planeta, para el gran misterio que nos envuelve y ordena, desordenándonos, sorprendiéndonos, inspirándonos.  
 
Créditos
 
Dirección: Maria Teresa Dal Pero, Yumi Tapia y Shirley Torrez 
Coreografías: Yumi Tapia, Shirley Torrez, Tania Carafa y elenco
Bailarínes: Ariel Baptista, Katia Cabrera, Carol Espejo, Emma Espejo, Fernando Lanchipa, Cristian Limachi, Daniel Quisberth, Alejandro Silvestre, Belén Vásquez.
Producción: Alejandra Zalles
Música: Bernardo Rozo
Diseño de Luces: Johnny Anaya y Mario Aguirre
Diseño Gráfico: Andrea Ibañez Pantoja
Video: Iverint López
     
 
Audio Nota: 
COMENTARIOS



Ingresar un email no es obligatorio, pero si dejas tu e-mail se
te notificará cada vez que alguien más comente este texto.
 
CAPTCHA Image

[Otra Imagen]