Danza Contemporanea
 Fecha:02/08/2011

Sylvia Fernandez y el Deseo
Entrevista. Primera Parte
Por Marcelo Reyes

Foto: M.Reyes / Palabras Más
| Foto: M.Reyes / Palabras Más

Sylvia Fernandez es directora de la obra DESEO presentada hace algunos días en el Teatro Municipal de La Paz , y que se podrá volver a apreciar el 13 de Agosto. Alrededor de esta creación,  de otros temas como el deseo, pero sobre todo de danza contemporánea, gira nuestra conversación.

Sylvia, muchas gracias por recibirnos,  porqué no te presentas para las personas que no te conocen y nos hablas de cómo comenzaste tu carrera.

S.F.: Bueno, yo he comenzado mi carrera artística como bachiller del Instituto Laredo. El Instituto Laredo en Cochabamba recoge niños sobretodo con aptitudes para la música, entonces empecé yo estudiando piano, un poco de flauta, un poco de viola, hasta que la profesora de danza de esa época me beca para su estudio Ana Pavlova para estudiar ballet clásico. Entonces de niña empiezo mi formación con ballet clásico durante unos seis siete años. Posteriormente ingresé al ballet folklórico de Bolivia que también lo dirigía ella en Cochabamba, y he bailado unos cinco años en el cuerpo de baile del ballet folklórico llamado “de Bolivia” en esa época.  Después fui invitada a ingresar al estudio de danza contemporánea Melo Tomsich, esto cuando yo acababa de salir bachiller. La Compañía Melo Tomsich es una la primeras probablemente la segunda sino la primera,  en danza contemporánea, que se inicia alrededor de los años 80. Entonces Melo invita a unos 5, 6 bailarines destacados del medio para conformar su primera compañía de danza contemporánea. Yo formo parte de esa primera generación, y en esa compañía me formé 13 años, bailé los 13 años en el cuerpo de baile y también ahí empecé  mis primeras experiencias coreográficas.

Posteriormente tuve la suerte de poder ir a Bélgica, acompañando a mi esposo que hacía una especialidad,  y estudie ahí tres años especializando como profesora de danza moderna contemporánea. En el año 1995 retorno a Cochabamba, después ya de haber sido profesora de danza del instituto Laredo unos diez años, reingreso al Instituto Laredo ya como Jefe de Estudios del Área de Danza. Entonces me tocó la tarea de crear todo un departamento de danza para que los alumnos que salen bachilleres en artes también salgan con mención en danza, porque no todos, en el Instituto Laredo,  eran aptos sólo para la música, normalmente la música vienen  asociada a la danza,  hay bailarines que son muy buenos músicos o músicos que son muy buenos bailarines. Entonces yo inicié una formación con alumnos del Instituto Laredo, primero en un taller, y después se convirtió en un departamento de danza muy grande que otorga el  título de “técnico medio-superior en danza”. Trabajé como Jefe de Estudios montando todo el departamento de danza, dejándolo con seis profesores estables,  y toda una currícula aprobada por el ministerio de educación,  para bachillerato en danza.

Posteriormente  retorno a Europa, me voy a vivir como un año a España,  donde hago una especialidad en didáctica de la expresión corporal,  y me imbuyo también del arte en España que es diferente al arte en Bélgica que me tocó vivir cerca a los años 92, 93. También tuve la suerte de haber sido invitada a un proceso de selección para coreógrafos que representen a Bolivia. Me tocó  representar a Bolivia en el American Dance Festival, que es el festival más importante de danza internacional en Estados Unidos, y tuve la suerte de ser seleccionada por el Centro Boliviano Americano,  y la Embajada de Estados Unidos aquí en Bolivia, para representar a Bolivia en un programa de coreógrafos residentes,  entonces estuvimos allá, éramos de doce a quince coreógrafos internacionales invitados,  conociendo escuelas de arte en Nueva York,  visitando las escuelas de danza contemporánea más famosas,  conversaciones y entrevistas con los coreógrafos actuales de la danza moderna,  la danza contemporánea en Estados Unidos,  entonces tuve la suerte de tener una aproximación no solo al trabajo de grandes coreógrafos sino a sus procesos, a sus conceptos a como (…) y descubrir que la danza contemporánea era un abanico de diversidad realmente fascinante.

Háblanos ahora de la gestación de esta obra en particular, DESEO.

Bueno esta obra está ligada al proceso de creación de la compañía Vidanza en La Paz,  yo fundé la Compañía de Danza Contemporánea Vidanza en Cochabamba el año 2000. Cuando vine a residir aquí a La Paz el año 2008, empecé a trabajar como profesora de la escuela del ballet oficial y  en talleres para bailarines de aquí de la ciudad,  hasta que gano un concurso de propuestas para el Bicentenario de La Paz. Entonces yo creo una obra llamada Territorios del Chuquiagua para la cual invito a bailarines diversos de La Paz. No quería trabajar con un cuerpo de baile, invito a bailarines diversos porque La Paz es diversa,  entonces yo quería diversos físicos, diversas experiencias, diversas escuelas,  con el objetivo de crear un grupo de artistas donde la diversidad sea un valor.

Como ustedes saben la gente normalmente busca un cuerpo de baile, en los ballets,  sobre todo en la escuela clásica, eso quiere decir bailarinas que sean todas iguales,  mejor del mismo tamaño, inclusive, históricamente no hay bailarinas de ballet negras,  de raza negra,  o bailarines de raza negra, han homogenizado  hasta el color de la piel, y así es la historia de la danza y del ballet, buscando bailarines que todos sean iguales, a veces incluso usando pelucas para estar todos iguales. En la danza contemporánea más bien se revaloriza la personalidad individual del bailarín y la posibilidad expresiva  individual. 

Entonces empecé a trabajar con estos bailarines invitados para ese proyecto,  y con ellos creo la compañía Vidanza, en un proceso de formar a los bailarines, no tanto físicamente, porque todos los bailarines con los que trabajo aquí tienen ya una experiencia técnica muy grande, pero fue más una abertura a nivel de mente, a nivel de concebir un arte contemporáneo con el cuerpo diferente al ballet clásico.

Entonces habiendo ya tenido un proceso de dos años y medio con este grupo de bailarines quise dar un paso adelante en una obra que vaya más allá del bailar bonito,  más allá del bailar para entretener, que sea una obra que ingrese mucho más en el concepto del arte contemporáneo que es deconstruir, provocar, proponer, utilizar mucho lo simbólico en imágenes, utilizar mucho la expresión individual de cada uno y sobre todo, la emocionalidad. Entonces esta obra fue un deseo mío de ayudar a la formación de estos bailarines, a dar un paso adelante en una temática diferente, en una temática que los involucre mucho a nivel emocional.

Eso como grupo, como compañía de bailarines, ahora a nivel individual, siempre me ha gustado crear sobre cosas que me tocan también emocionalmente y que tocan el cotidiano del agente,  muchas obras se hacen con historias muy ajenas a la vida cotidiana de la gente, al día a día. Yo quería tocar un tema que nos involucre a todos,  y el tema del deseo nos involucra absolutamente incluso desde antes que nacemos,  nosotros ya somos producto de un deseo,  llegamos al momento, por eso digo en la obra “el deseo nos arroja al mundo”,  y está presente cuando despertamos, cuando vamos al trabajo, cuando soñamos, cuando nos proponemos metas, cuando queremos superarnos, cuando queremos enfrentarnos al mundo y también en toda esa cosa linda de la vida que es la satisfacción  de nuestras necesidades desde el gusto, desde el placer,  las sensaciones, desde los colores, desde los olores,  desde los sentidos,  que le dan ese gusto, esa salsa, ese placer a nuestra vida, entonces me pareció un tema realmente muy fascinante, porque involucra nuestros mayores anhelos y aspiraciones, involucra nuestras sensaciones e involucra nuestro día a día. 
 

¿Cómo ha sido el desafío de tomar esta pulsión tan humana que es el deseo y ponerla en danza?

Muy grande, muy grande, porque normalmente, cuando uno habla de deseo,  y lo comprobé haciendo una encuesta, que hicimos por facebook, la pregunta era la siguiente, ¿Cuando escuchas la palabra “deseo” en qué piensas?  Hemos recibido respuestas lindísimas que me confirmaron esta idea de que el deseo abraca mucho, pero, curiosamente la mayoría de los hombres respondían “sexo”, la mayoría, no todos, pero se asocia muy frecuentemente la palabra deseo a sexualidad.

Entonces sí ha sido difícil trabajar este tema, la obra abarca también la sexualidad, pero desde mucha simbología, desde mucha sutileza, que es lo hermoso del arte, que te permite hacer volar la imaginación, lanzar símbolos para que la gente de acuerdo a su sensibilidad individual interprete lo que ve en escena como ella lo siente. Entonces fue un tema muy desafiante justamente llevar la parte de la sexualidad a la expresión escénica desde la corporalidad porque la danza es el lenguaje del cuerpo, y también un desafío con los bailarines de manera que ellos asuman también sus deseos, y en un trabajo de improvisación creativa vean como pueden corporalizar esos deseos de manera estética y artística.

Entonces hicimos un trabajo muy grande de improvisación con temáticas, por ejemplo, ¿Cómo tú seducirías al otro?¿Cúales son tus mayores deseos? Yo les hice escribir sus deseos de vida y le hice escribir deseos en diferentes aéreas, en el área social, en el área relacional, en el área de la sexualidad,  en el área de la sensorialidad, entonces fue un indagar en cada uno de los bailarines, y cada uno de ellos tuvo que indagar en sí mismo. Y era muy difícil, tu sabes, que ellos me hablen abiertamente de sus deseos y, completamos  este trabajo con un taller que hicimos con Teatro de los Andes. Nos fuimos a Yotala a trabajar con Gonzalo Callejas, Alicia Dimaraes que son los directores actuales de Teatro de los Andes, y hemos hecho con ellos un trabajo de improvisación de imágenes, un trabajo muy lindo donde se aporto mucho a que los bailarines de danza contemporánea den un paso más hacia la expresión teatral de sus emociones.

 

Audio Nota: 
COMENTARIOS



Ingresar un email no es obligatorio, pero si dejas tu e-mail se
te notificará cada vez que alguien más comente este texto.
 
CAPTCHA Image

[Otra Imagen]